La importancia ser constante

Pasos para aprender un idioma siendo constant

Empezar despacio y pequeño

Para formar un hábito es necesario caminar hacia un sendero con mucha hierva, que es difícil de recorrer.

El hábito se adquiere cuando realizas esa acción o tarea sin siquiera pensarlo.

Tal como un tren ocupa mucha energía para comenzar a andar, lo mismo es con los hábitos. Cuesta mucha energía empezar, pero se va haciendo más fácil.

Con la intención de formar el hábito y no rendirse, es recomendable empezar despacio. De esta manera puedes formar este camino hacia el hábito.

El objetivo es que vayamos incrementando la intensidad hasta llegar a dónde queremos.

Superar el obstáculo

Va a llegar un punto en el cual no vayas a querer seguir el hábito, vas a estar cansado, con flojera, sin energía y encontrarás muchas excusas para no hacerlo.

Justo en este punto, es el breaking point que debes superar para lograr formar el hábito. Sean cuales sean las circunstancias, ocupas realizar la actividad. Si decides rendirte durante esta etapa difícil, tendrás que empezar denuevo.

Escoge una llamada a la acción

Al igual a tu perro que se pone feliz al ver la correa y saber que van a dar un paseo, para formar el hábito de aprender, es útil tener algo representativo que al verlo, sentirlo, etc. active el hábito.

De esta manera el hábito se formará en automático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.